El Regreso A La Realidad

En verano muchos peques viven una vida virtual, ya porque se lo pasan pegados a la pantalla, ya porque lo que hacen no es lo que hacen normalmente, parece la vida de otro. Las vacaciones son mágicas y emocionantes para ellos porque nos hemos preocupado de planear cosas que les gustan. Sin embargo, la rutina se empeña en volver. Por muy desagradable que sea, vuelve con muchas cosas que preparar para el nuevo curso, tanto el escolar, como laboral de los padres.
Lo primero que hay que hacer es acostumbrarse a la idea de que las vacaciones ponen punto y final y no es tarea fácil. Mucho menos cuando hay niños en casa. Los cambios bruscos no les van nada bien, ni a ellos, ni a nosotros. A ellos les cuesta coger el sueño por las emociones y a nosotros nos cuesta no poder cogerlo porque ellos no se duermen.
Toca entenderlo para ayudarles desde ahí, el "¡duermete ya!" no es la palabra mágica (aunque a veces funciona), y es que el estrés les afecta tanto al acabar el curso como al empezarlo (aquí encontrarás consejos).

Otra cosa que trae consigo, y de la que hemos hablado mucho en el blog, es el enorme gasto entre matricula, materiales y libros de texto para la vuelta al cole. Una inversión de futuro para nuestros hijos que se intenta transformar, cada vez mas, en ahorro. En algunos colegios hay préstamo de libros de texto, en otros tarifa plana que incluye material escolar y libros (o cuadernillos de ejercicios). Algunos aun no se han subido a este carro de ayuda y apoyo a las familias y siguen con el sistema antiguo, en el que la ayuda del colegio consiste en darles la lista de la compra y que cada uno se apañe como pueda, si puede. Aquí podéis encontrar algún consejo para que el gasto, y el momento de las compras, sea mas llevadero.



Cada año tenemos el mismo problema con los libros, las editoriales y el ministerio de educación y cultura parecen haber hecho un pacto que afecta enormemente a las familias, sin tenerlas en cuenta. La verdad es que no han tenido en cuenta muchas cosas respecto el currículo escolar, y cada x tiempo decide cambiarse sin tocar lo que de verdad marcaría la diferencia: Un acuerdo en materia educativa de no cambiar cada 4 años si el sistema funciona. Y acordar un sistema con todos los involucrados para que funcione de verdad. Que ya sabemos todos lo que les pica el informe Pisa, aunque no sea un informe sobre conocimientos escolares, si no uno de economía que compara estadísticamente la competencia internacional de los trabajadores.

Vuelve también la duda con el tipo de jornada, continua o partida, y el capricho de tener lo que los andaluces ya tienen, las tardes de los niños libres para llenarlas de extraescolares. Como si los aprendizajes extracurriculares fueran mas importantes que lo que les enseñan en el cole. Y si, lo son, pero solo porque a tu hijo le gusta, si no le llevarías a otra sin preocuparte de que pierda lo que aprendía en la anterior. Sin embargo, del cole no piensas sacarlo por mucho que diga que no le gusta.



Regresan las lágrimas del adiós ante la entrada del cole, sobretodo los de la etapa infantil, y el dolor y las prisas de los padres que no quieren verles sufrir pero tienen que ir a trabajar y entran con hora. No creáis que es mejor soltarlo y salir corriendo, aunque se os pasará por la mente, ese momento hay que prepararlo con anticipación y ser dulces y cariñosos al despedirnos porque "vísteme despacio que tengo prisa". Es muy importante que sepas entenderles para actuar correctamente.

Vuelve el marujeo sobre la cuota del ampa (o apa) y es que por lo menos en el colegio de mi hija está incluida en la matricula escolar. A algunos no les parece bien, porque debería ser de libre elección, y critican que se compren una cafetera pero no que se gasten cerca de mil euros en las fiestas de navidad y fin de curso...lo que me suma a mi 2000€ en fiestas.
Todo vuelve a empezar, hasta el interminable wasap del colegio... Bienvenidos a la realidad, de nuevo, y paciencia, solo faltan 9 meses para otro merecido descanso. Qué curioso, para todo lo bueno hay que esperar 9 meses...